Así las cosas no salgan como tú...