Dios mío, sólo Tú, amas más a...