Con la vara que mides...