El sacrificio tiene su recompensa...